¿Será el agua de coco la bebida deportiva de la naturaleza? Hecho vs mito

Recientemente, el agua de coco se ha convertido en una de las tendencias más populares entre los consumidores de alimentos saludables. La denominan como una alternativa saludable y baja en calorías a las bebidas deportivas comerciales. La pregunta es: ¿hay alguna ciencia respaldando su buena reputación?

El agua de coco es el líquido adentro de los cocos jóvenes. Cuando es consumida fresca, el agua de coco es rica en potasio y minerales y es relativamente baja en azúcar y sodio. También tiene un sabor delicioso en su forma natural, haciendo del agua de coco una alternativa relativamente saludable comparada con otras bebidas populares.

Debido a su alto contenido en potasio y antioxidantes, el agua de coco parece mejorar la presión arterial y contrarrestar algunos de los efectos negativos de una dieta alta en fructosa, al menos en las ratas. El agua de coco también es estéril (al ser extraída directamente del coco) y ha sido utilizada exitosamente como fluido intravenoso cuando ha hecho falta la solución salina.

Aunque el agua de coco contiene mucho más potasio que las bebidas deportivas, sus niveles de sodio son menores. El sodio es un elemento necesario en una deshidratación severa. Los estudios que han comparado el agua de coco (comercial) con el agua corriente para rehidratación luego del ejercicio no han encontrado diferencias significativas. Por otro lado, algunos científicos han observado que el agua de coco es suficiente para la hidratación aun siendo comparada con bebidas deportivas. Otros han sugerido añadir una pisca de sal de mesa al agua de coco pura para obtener una rehidratación adecuada (para atletas recreativos el sodio adicional es probablemente innecesario).

Existe una variabilidad sustancial en el valor nutricional del agua de coco, ya que puede diferir dependiendo de la edad del coco, al igual que donde fue almacenado y como fue procesado. Por ejemplo, el agua de un coco joven es más nutritiva que el agua de coco mayor de 8 meses. Similarmente, tanto la esterilización como la temperatura de almacenamiento del agua de coco embotellada tienen un impacto dramático en sus propiedades químicas y su sabor también.

La mayoría del agua de coco embotellada en el mercado ha sido pasteurizada, proceso que permite que sea embotellada y almacenada por periodos largos, pero afectando su sabor y sus nutrientes. Algunas personas opinan que ciertas marcas ofreciendo ‘100% agua de coco’ tienen un sabor metálico a diferencia del agua de coco fresca. Otras marcas tienen un sabor más parecido al agua de coco natural, aunque la razón de la discrepancia sigue desconocida. Es importante recordar que productos empacados de agua de coco no son exactamente iguales al agua fresca de un coco.

Un punto final a recalcar sobre el agua de coco empacada es que los valores nutricionales citados en la envoltura no son siempre confiables. Consumer Labs, una organización que examina los valores nutricionales en productos comerciales, ha reportado que el contenido actual de muchas de las marcas populares de agua de coco no siempre coinciden con los valores mencionados en su etiqueta.

En resumen, aunque el agua de coco es saludable, no es considerablemente mejor para la hidratación que la mayoría de las bebidas deportivas (incluso puede ser peor debido a su escasez de sodio). Sin embargo, su bajo contenido de azúcar y carencia de sabores artificiales la convierten en una alternativa preferible a las bebidas deportivas en la mayoría de los casos, pero no necesariamente mejor que el agua corriente. El agua de coco es relativamente alta en potasio (la mayoría de las personas no consumen suficiente) pero los vegetales y otras comidas integrales son fuentes más confiables para este nutriente esencial.  Por último, de tener la opción, siempre escoge un coco joven fresco por encima de una botella plástica cuando quieras agua de coco.

Cuando se trata de la ciencia del bienestar, distinguir los hechos de las leyendas urbanas puede ser todo un reto. Por eso hemos reclutado a Darya Pino – una científica, amante de la comida y autoproclamada chica “geek” Chequea El Blog de ZocDoc cada 2 semanas para que la veas rompiendo las leyendas urbanas de la salud.

Imagen: “fresh-coconut-water”, una imagen de Creative Commons Attribution (2.0) de la colección de fotos de Phu Thinh Co.