Dietas alcalinas: ¿Serán saludables? Hecho vs. mito

Los proponentes de las dietas alcalinas creen que lo que comes puede afectar el balance pH de tu cuerpo y que un pH alto es más saludable ya que reduce el riesgo de enfermedades del corazón, osteoporosis y cáncer. Pero, ¿existe alguna evidencia para apoyar estos datos?

La acidez es medida con la escala pH. Mientras más bajo sea el pH, más ácido es. Por consiguiente, mientras más alto sea el pH, más básico o alcalino se convierte. La escala pH va desde el 0-14, con el agua ocupando un pH neutral de 7. El pH de una solución puede tener un impacto dramático en como las moléculas interactúan, pero mecanismos homeostáticos aseguran que el pH permanezca óptimo en diferentes partes del cuerpo humano.

El pH de la sangre es regulado por los pulmones y los riñones. Aunque el pH de la orina puede variar considerablemente dependiendo en lo que consumes, bajo circunstancias normales no refleja el pH de la sangre – el cual permanece constante. Por lo tanto, es muy improbable que cualquier beneficio adquirido por una dieta alcalina sea el resultado de cambios en la acidez de la sangre.

La ‘carga de ácido’ en tu dieta juega un papel en la osteoporosis – según las hipótesis comunes. Esta teoría fue generada luego de observar que un consumo mayor de proteína, que contiene un nivel relativo de ácido, aumenta la excreción de calcio en la orina. Sin embargo, la proteína también aumenta la absorción de calcio y ningún análisis detallado ha mostrado una relación entre la ‘carga de ácido’ en la dieta y la pérdida de masa ósea.

Las comidas alcalinas típicamente son frutas y vegetales mientras que los granos integrales, carnes y otras proteínas son considerados como alimentos ácidos. Como las frutas y vegetales están ya muy establecidas por ser saludables, es fácil entender como comer de esta forma puede estar asociado con menores riesgos de enfermedad. La pregunta importante es si alguno de estos beneficios proviene de la acidez de las comidas.

El Instituto Americano para la Investigación del Cáncer emitió un comunicado indicando que no existe evidencia concreta demostrando que los niveles de ácido en el cuerpo pueden causar o prevenir cáncer, o que pueden ser manipulados de acuerdo a la dieta.

La evidencia concreta apoyando las dietas alcalinas es débil en el mejor de los casos, pero hay varias razones para comer más frutas y vegetales. Sería injustificado evitar comidas nutritivas como el huevo y el pescado sólo porque tienen una carga ácida elevada.

Cuando se trata de la ciencia del bienestar, distinguir los hechos de las leyendas urbanas puede ser todo un reto. Por eso hemos reclutado a Darya Pino – una científica, amante de la comida y autoproclamada chica “geek” Chequea El Blog de ZocDoc cada 2 semanas para que la veas rompiendo las leyendas urbanas de la salud.

Imagen: “Clagett Farm CSA Week 11”, una imagen de Creative Commons Attribution (2.0) de la colección de fotos de thebittenword.com